¿Qué es la Medicina Funcional?

(adaptado del documento de IFM  “What is Functional Medicine?”)

La medicina funcional es la evolución de la práctica de la medicina, que aborda más completamente las necesidades de salud del siglo XXI. Al cambiar el enfoque tradicional de la práctica de la medicina centrado en la enfermedad a uno más centrado en el paciente, la medicina funcional atiende a la persona en su totalidad, no solamente un grupo de síntomas aislados. La practicantes de la medicina funcional pasan tiempo con sus pacientes, escuchando sus historias y viendo las interacciones entre los factores genéticos, ambientales y de estilo de vida que pueden tener una influencia de largo plazo sobre la salud y los problemas complejos de las enfermedades crónicas. De esta forma, la medicina funcional apoya la expresión única de salud y vitalidad de cada individuo.

¿Cómo es diferente la medicina funcional?

La medicina funcional consiste en entender los orígenes, prevención y tratamiento de enfermedades complejas y crónicas. Las principios de la medicina funcional incluyen:

Cuidado de la salud centrada en el cliente.

El enfoque de la medicina funcional se centra en el cuidado del paciente, promoviendo la salud como una vitalidad positiva, más allá de la mera ausencia de la enfermedad. Al escuchar al paciente y conocer su historia, el practicante guía al paciente a proceso de descubrimiento y diseña tratamientos que atienden las necesidades particulares del individuo.

Un enfoque de salud integrado, basado en la ciencia.

El practicante de medicina funcional ve “más allá” para considerar la compleja red de interacciones en la historia, fisiología y estilo de vida del paciente que los puede llevar a la enfermedad. También se considera la composición genética única del paciente, así como factores internos (mente, cuerpo y alma) y externos (ambiente físico y social) que afectan el funcionamiento total.

La integración de las mejores prácticas médicas

La medicina funcional integra prácticas médicas tradicionales con lo que se considera a veces medicina “alternativa” o “integral”, creando un enfoque basado en la prevención a través de la nutrición, la dieta y el ejercicio; el uso de pruebas de laboratorio y otras técnicas diagnósticas; y la prescripción de una combinación de medicamentos y/o botánicos, suplementos, dietas terapéuticas, programas de desintoxicación o técnicas de manejo del estrés.
Los practicantes de la medicina funcional promueven el bienestar al enfocarse en los factores subyacentes fundamentales que influyen en la salud y enfermedad de todo paciente.

El enfoque de la medicina funcional hacia la evaluación.

El instituto de medicina funcional enseña a los practicantes cómo evaluar los des-balances fundamentales de cada paciente a través de una historia clínica detallada, examen físico y pruebas de laboratorio. El practicante de la medicina funcional va a considerar múltiples factores, incluyendo:

Factores ambientales – El aire que respiras y el agua que tomas, la dieta particular que comes, la calidad de la comida que te es disponible, tu nivel de condición física y exposición a sustancias tóxicas o traumas que has vivido. Todas las anteriores tienen un impacto en tu salud.

Aspectos de la conexión mente y cuerpo – Los factores psicológicos, espirituales y sociales pueden tener una influencia muy profunda sobre tu salud. Al considerar estas áreas, el practicante de medicina funcional puede ver tu salud en el contexto de una persona completa, no solamente tus síntomas físicos.

Composición genética – Aunque ciertos genes te pueden hacer más susceptible a algunas enfermedades, tu ADN no es un destino fijo para toda la vida. Hay estudios recientes que nos muestran que los genes pueden ser influidos por todo en tu ambiente, así como tus experiencias, actitudes y creencias. Esto significa que es posible cambiar la forma en que tus genes se activan y expresan.

A través de la evaluación de estas causas subyacentes y los detonantes de la disfunción, el practicante de medicina funcional es capaz de comprender como ciertos procesos clave son afectados. Estos son los procesos del cuerpo que te mantienen vivo. Algunos ocurren al nivel celular e involucran cómo las células funcionan, se reparan y se dan mantenimiento. Estos procesos están conectados a otras funciones biológicas más amplias, como:

  • La forma en que tu cuerpo se deshace de las toxinas
  • La regulación de las hormonas y los neurotransmisores
  • El funcionamiento del sistema inmune
  • Las respuestas inflamatorias
  • La digestión y absorción de los nutrientes y la salud del tracto digestivo
  • La integridad estructural
  • El equilibrio psicológico y espiritual
  • La forma en que produces energía

Todos estos procesos son influidos por factores ambientales y tu composición genética, cuando son perturbados o desequilibrados, llevan a causar síntomas, lo cual puede llevar a una enfermedad cuando una intervención efectiva no es aplicada.

©2009 Instituto de medicina funcional. Usado con permiso del instituto de medicina funcional, www.functionalmedicine.org. Ninguna parte de este contenido puede ser reproducido o transmitido de cualquier forma o por cualquier medio sin el permiso por escrito del instituto de medicina funcional, salvo lo que permite la ley. El instituto de medicina funcional no está afiliado con el instituto médico Sanoviv.

Esta licencia no es transferible y puede ser revocada por el instituto de medicina funcional en cualquier momento y por cualquier razón.